Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Testimonio’ Category

Parece increíble que hemos llegado a La Perlita 350. Justamente en el Día de Acción de Gracias, que celebramos en Estados Unidos (THANKSGIVING). Estoy con mis nietas mirando un desfile que se realiza cada año en Nueva York. ¡Qué privilegio en este día poner otra historia!

He escogido escribir algunas palabras acerca de mis padres. Mi madre pasó a la Gloria hace 15 años; pero tengo a mi padre. Quiero honrarlo en este día y agradecer a Dios por el ejemplo de fe y confianza en Dios que me ha dado.

Todas las lecciones que he publicado y las que están por publicar mi padre las ha copiado de mis manuales publicado en Bolivia para que las tenga en computadora. Ha copiado también muchas de la historias. Ya su vista no le permite hacerlo; pero disfrutamos del fruto de su trabajo. Mi padre ahora tiene 96 años de edad.

colaborador-de-ls-perlita

Algunas fotos: homenaje-a-mis-padres

No escribo mucho hoy porque es día feriado y debo estar con mi familia; pero ustedes también son mi familia. Los amo a todos con el amor de Cristo.

El versículo para memorizar enfoca la dicha de hacer la voluntad de Dios. Al meditar en la vida de mis padres y pedir a Dios que me dé un versículo, el Salmo 40:8 vino a mi mente. Espero que todos sintamos eso, que nos agrada hacer la voluntad de Dios.

Perlita 350

k018

Historia: 350-el-paseo-en-bicicleta

Historias en color: 350-el-paseo-en-bicicleta-color

Hoja para colorear: 350-amo-tu-ley-hojita

Póster: 350-poster-salmo-40_8     350-salmo-40_8

Láminas:  350-láminas

Actividad bíblica: 350-tu-voluntad-actividad

Respuesta: El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado

350-respuesta

Read Full Post »

En La Perlita de hoy cuento el testimonio de uno de los milagros que experimentó mi madre como joven misionera en el sur de Chile. Es mi deseo que su experiencia nos inspire a orar por cualquier cosa que necesitemos, aun como ella, pedir que Dios haga desaparecer las ratas que la tenían sumamente preocupada.

Así cuenta ella su experiencia:

Habían pasado algunas semanas desde que llegamos a Chile y habíamos experimentado el choque de culturas. No era muy difícil acostumbrarse a la mayoría de las cosas nuevas y extrañas, ¿pero acostumbrarse a las ratas? No, eso era imposible para mí. Cuando aquí hablo de ratas no se trata de ratoncitos. Eran ratas, ratas grandes y gordas. La casa donde vivíamos estaba construida con un armazón de madera con tablas a ambos lados. No había ningún relleno o aislante entre las tablas.

Mayormente en las noches escuchábamos a las ratas subir y bajar dentro de las paredes y encima del cielo raso. Debajo de la casa había un gran hoyo y en la época de lluvia se llenaba de agua. Allí se zambullían las ratas. En el piso y en las camas encontraba sucio de las ratas. Estaba muy preocupada por mis hijas, la menor recién nacida. No podía dormir bien en las noches. Mi esposo no se preocupaba y dormía como un tronco. No tenía los sentimientos que tiene una madre.

[Los misioneros] Albino y Fanny nos habían contado que ella también se quejaba por las ratas, pero que Albino no se preocupaba. Pero una noche una rata le había mordido en el labio y entonces comenzó una gran caza de ratas en su casa. Más de una vez se me vino el pensamiento: «¿Qué pasará si una rata muerde a una de las niñas?»

La puerta hacia la calle no tenía cerrojo. Había dos huecos en la pared y en ellos fijamos un palo. Un día, cuando estaba sentada escribiendo cartas, una rata estaba observándome de uno de esos huecos. Eso fue al principio del año 1949 y me acuerdo de eso como si fuera ayer. Siempre he tenido miedo de ratas y ratones. Las arañas no me asustan, no importa su tamaño; las puedo matar, ¿pero ratas?¡No, no y no!

Hubo un terremoto mientras vivíamos en Traiguén y después tenían que arreglar las tejas en el techo. Un hermano de la iglesia que hizo el trabajo vino un día con un atado de papeles de periódico que había encontrado el lo más alto del techo. Dentro de los papeles había un reloj viejo que yo le había dado a Kerstin como juguete. Las ratas lo habían llevado arriba.

El problema se acrecentaba cada día, y una noche cuando no podía dormir estaba sentada en la cama, llorando. Parecía que las ratas estaban de fiesta porque hacían mucha bulla encima de nuestro dormitorio. Había algunas también debajo de la cama. Cuando prendía la luz estaba todo callado, pero cuando la apagaba se movían y mordisqueaban. Desperté a mi esposo y le dije que teníamos ratas debajo de la cama. «Están solamente dentro de las paredes», respondió soñoliento. ¿Pero cómo podían reaccionar cuando yo prendía y apagaba la luz? Así continuaba noche tras noche.

Una noche cuando estaba sentada sin dormir me recordé lo que un hermano de la iglesia en Suecia me había contado. Cuando era joven tenía un montón de cucarachas en casa, a veces hasta en la tetera. En ese tiempo no había insecticidas para rociar contra los bichos y él y su esposa estaban desesperados sobre la situación. Pero sabían orar y lo hicieron. El milagro sucedió y las cucarachas desaparecieron. Si Dios podía quitar cucarachas también podría sacar las ratas, pensé.

Mi esposo estaba durmiendo como de costumbre, pero lo desperté y dije que me ayudara a orar. Usted seguramente sabe cómo uno se siente cuando es despertado a medianoche. Apenas pudo abrir los ojos y me dijo: «Si tienes fe para eso puedes orar tú misma.» Se dio la vuelta en la cama y siguió durmiendo. Mi fe había crecido y con lágrimas clamé a Dios, pidiendo su ayuda. Cuando terminé de orar había silencio en toda la casa y nunca más nos molestaron las ratas. ¡Dios se compadece de los suyos!

Cada día admiro más a mi madre, que tuvo la valentía de obedecer el llamado de Dios, de dejar a su madre viuda, a quien había apoyado desde su niñez, y de viajar al otro lado del mundo sin saber en absoluto lo que le esperaba. En meses futuros seguiré contando el testimonio de mis padres. Si no fuera por ellos, no estaría aquí publicando Perlitas. Tengo una herencia de fe que quiero compartir. Desde lo profundo de mi corazón oro a Dios que use este ministerio para inspirar a niños y niñas a que entreguen si vida a Cristo y a la obra misionera, en primer lugar entre sus compañeros en la escuela y luego hacia donde Dios quiera llevarlos cuando sean grandes.

Photos 01.qxdMis padres y yo cuando salimos para Chile en 1948

El lema de mi vida son las palabras del apóstol Pablo:

Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. Hechos 20:24

Abre tu corazón y tu vida para que Dios cumpla su perfecta voluntad en ti. ¡No hay nada mejor!

La Perlita 346

brita-en-traiguen

Historia en b/n: 346-cuando-las-ratas-desaparecieron

Historia en color: 346-cuando-las-ratas-desaparecieron-color

Hoja para colorear: 346-el-que-pide-recibe

Póster: 346-poster-lucas-11

Láminas: 346-perlitas-láminas

Actividad bíblica: 346-pidan-y-reciban

Respuesta:

346-respuesta

346-perlitas-laminas

Read Full Post »

Mi testimonio de esta semana es acerca de un cuadrito pequeño, no más grande que una libreta de notas, con un mensaje más grande que el universo. Se trata de algo que ha sido un recuerdo para toda mi vida.

Trust Him memoryLeyenda: A Kerstin. Gracias por enseñar español en el Colegio Betania. 1961

Esta es una foto del cuadrito que me ha acompañado en toda mi vida misionera, en todas las mudanzas: de Perú a Suecia, de Suecia a Perú, de Perú a Bolivia, de Bolivia a Estados Unidos. Ese cuadrito siempre ha estado en la pared junto a mi cama, con este recuerdo:

CONFÍA EN DIOS… cuando tengas dudas…
cuando tengas poca fuerza. Confía en Dios
cuando simplemente confiar en Él
te parezca lo más difícil de todo.

Lo recibí en Tournavista, en la zona de Pucallpa, Perú. Además de los estudios fui maestra; enseñé español a los niños que solo hablaban el inglés. Como recompensa me dieron el cuadrito, que por más de cincuenta años me ha recordado a confiar en Dios.

Quisiera inspirar a padres, maestros, hijos y alumnos a confiar en Dios. Al tiempo que recibí el cuadrito de confiar en Dios, aprendí Proverbios 3:5,6.

proverbios 3_5 y 6

No tengo palabras para expresar cuánto vale poner nuestra confianza en el Señor. En medio de las perores tormentas estamos seguros en sus brazos.

Mejor es confiar en Jehová que confiar en el hombre. Salmo 118:8

Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, Que no se mueve, sino que permanece para siempre. Salmo 125:1

Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre. Salmo 5:11

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. Salmo 18:2

Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado. Salmo 27:3

Gustad, y ved que es bueno Jehová; dichoso el hombre que confía en él. Salmo 34:8

Quisiera cambiar de tema y pasarles una advertencia. En los últimos meses ha habido mucho hablar de Pokemones. Yo no estaba muy enterada; pero he leído material y escuchado enseñanza sobre este tema, que no es nada bueno, tiene agenda satánica. Tengo el dato de un enlace que tiene buena información. Es en inglés, pero con subtítulos en español; muy informativo. Tenemos que cuidar muchísimo a los niños y las cosas que influyen en su vida.

https://www.youtube.com/watch?v=OAASr-ZwHhU

 

Con todo amor les entrego el testimonio de esta semana.

K013 2

Haz clic para la historia: La Perlita 337 El mejor recuerdo de las 12 escuelas

Historia en color: 337 El mejor recuerdo de las 12 escuelas color

Hoja para colorear: 337 Confianza Hojita

337 Confia en Dios

 

Póster para colorear: 

Grande: 337 Confía en Dios  

Chico: 337 Confía en Dios 2

Láminas:  Confía en Dios Láminas

Póster: 337 Póster Salmo 34_8

Actividad bíblica: 337 Confiiar en Dios

Respuesta: Vale más confiar en Dios que confiar en gente importante.

337 Respuesta

 

Read Full Post »

PERU 3¡Qué viva el Perú! Hoy, 28 de julio, es su Día de la Independencia. Me siento honrada de publicar un nuevo número de La Perlita en este día. Al escribir la historia no hice la conexión; pero es muy interesante que haya escrito acerca del recuerdo más precioso de mi vida para este día.

Siempre he admirado la bandera peruana, cuyo color rojo simboliza la sangre derramada por lo que lucharon por su libertad y el blanco que simboliza la pureza. Esos colores representan lo más preciso que Cristo ha hecho por nosotros al derramar su sangre en la cruz para darnos libertad y pureza.

Cada 28 de julio suelo prepara un plato típico peruano: lomo saltado. El «lomito» tiene que esperar para la próxima semana. Vienen a visitarme mis nietas Brianna y Sarita. Brianna me llamó para decirme que tenemos que cocinar lomo saltado cuando ella venga. El año pasado le enseñé a cocinar ese plato. Como ven, quiero que mis nietas tengan algunas tradiciones latinoamericanas. La mamá de Brianna es peruana de nacimiento. Mi hija Carina nació en La Oroya.

Hermanos peruanos, reciban un fuerte abrazo de amor de parte de alguien que nació en Suecia, creció en Chile y Perú, trabajó en Bolivia, ganó pasaporte de EEUUA, tiene ciudadanía en el cielo, y… ¡corazón peruano!

Para mis hermanos chilenos va otro abrazo, porque en su bella patria tuve el privilegio de recibir a Cristo como mi Señor y Salvador. Eso es parte de la historia de hoy.

«Pérdidas por $2.000.000 arrojó el incendio de ayer», fue el titula en La Prensa del domingo 5 de abril de 1953. Tres casas fueron reducidas a escombros en P. Franke. Sería interesante saber cuánto representaría hoy dos millones de pesos chilenos. Las casas eran de un hermano de la iglesia; en una de las casas hacíamos los cultos. En el segundo piso vivía nuestra familia. Yo tenía siete años de edad cuando pasó esa desgracia. Mis padres estaban de visita en la Capital y yo estaba en el campo con la familia Rauque.

Incendio 53

Una pérdida de dos millones no es nada en comparación con la pérdida de un alma.Todas las riquezas del mundo nada valen en comparación con la salvación.

«Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?» Marcos 8:36

Creo que todos pasamos por momentos traumáticos en nuestra vida. Lo maravilloso es que cuando tenemos al Señor Él nos consuela y ayuda. Mi madre, al enterarse de lo sucedido y que como familia habían perdido todo (excepto lo que tenían en las maletas que llevaron a Santiago), pero que yo estaba sana y salva, se sentó al piano a cantar: «No importa la casa que tengo aquí, allá me preparan palacio mejor…» Un palacio allá más lindo que el sol es la gloriosa esperanza del cristiano. Las cosas de este mundo son pasajeras.

Enfatiza la importancia de la salvación. Yo tenía cinco o seis años cuando entregué mi vida a Cristo. Nadie es muy chico. Todos tenemos que tomar esta decisión. Dios no tiene nietos; nadie es cristiano porque sus padres lo son. Cada uno tiene que decidir que seguirá a Cristo. Ser salvo es la riqueza más grande. ¡Mi experiencia de salvación es el recuerdo más precioso que tengo!

Viene pronto Hechos

Hace tiempo he tenido deseos de trabajar con la serie de lecciones sobre «Personajes de Hechos». Por fin, esta semana, he iniciado la etapa de prepararlas para que ustedes, amados maestros, las puedan usar. Para los que están pensando qué lecciones enseñar próximamente, pronto tendrán 20 lecciones de Hechos. Serán temas de inspiración para recordarnos el poder del Espíritu Santo y las obras que Él comenzó a hacer con los discípulos del primer siglo, pero que sigue haciendo hasta hoy. Jesús dijo que nosotros podríamos hacer mayores obras que las que Él hizo. Con el poder del Espíritu Santo podemos hacer esas obras. Pido sus oraciones para que el Señor me dé mucha inspiración.

Desde hoy voy a añadir un nuevo elemento. Voy a darles una lámina grande del dibujo que ilustra la historia. Para los que cuentan la historia les puede servir para ilustrar y también para colorear. Pensé en esto cuando mi nieta Sarita quiso tener el dibujo del Ford-A para colorearlo.

En la hoja de colorear, anima a los niños a pintar con cuidado la palabra Jesús en la cruz.

Poster Rom 10Haz clic para la historia: La Perlita
333 El recuerdo más precioso

Historias en color:
333 El recuerdo más precioso color

Láminas de la historia:
El incendio Laminas

Hoja para colorear: 333 Jesus salva

Póster: 333 Poster Rom 10_13

Actividad: 333 Salvacion

Respuesta:

333 Respuesta

Read Full Post »

Prueben y vean que el Señor es bueno; dichosos los que en él se refugian. Salmo 34:8

Dios es bueno. De diferentes formas vemos su misericordia. Hoy les entrego un testimonio de cuando era niña y me operaron del apéndice.

Vivíamos en Arequipa, Perú, donde mis padres eran misioneros. La situación económica de ellos era muy precaria. No faltaba el pan en la mesa, pero cuando había emergencias era difícil. Yo me enfermé y tuvieron que internarme en el hospital. Necesitaba una operación urgente; pero el cirujano no quería operarme. ¿Por qué?

El caso es que yo estaba en una sala común —¡con 36 camas!— y el doctor no iba a poder cobrar su buena ganancia. Allí intervino Dios por medio de un médico amigo de mis padres, que «obligó» al cirujano a que me opere. Así me salvé de morir de peritonitis.

Nuestro Dios puede hacer milagros instantáneos, y los hace muchas veces. Pero también obra sanidades por medio de la medicina. Algunas veces tenemos que esperar por el milagro de sanidad. Confiemos de todo corazón en nuestro Dios para que Él obre según su santa voluntad.

Salmo 116_12

Una vez mi padre tenía líquido en la rodilla y fue a un hospital donde nos atendían gratuitamente por ser misioneros (Hospital Chulec de una compañía minera en La Oroya, Perú). Al conversar con el médico, el doctor Polo, mi padre le preguntó si conocía acerca de la sanidad divina, de lo cual él no sabía nada. Entonces mi padre le contó de una sanidad que había recibido una mujer a quien este doctor había atendido. Mi padre le contó también de otras sanidades divinas. Entonces el doctor Polo lo llevó a una sala donde estaba una jovencita de 15 ó 16 años, a quien había operado pero que no sanaba. Mi padre oró por la joven en presencia del doctor. Después mi padre se fue. Regresó en otra ocasión, cuando yo iba a dar a luz a mi hija Carina. (Me atendieron el parto gratuitamente.)

En una visita previa el doctor Polo le había contado a mi madre que la jovencita había sanado. Cuando mi padre volvió al hospital, el doctor lo llevó a otra sala, donde estaba una enfermera muy enferma, porque los riñones no funcionaban. El doctor Polo le dijo: «Este es otro caso para ti.» Mi padre oró por ella y Dios la sanó. Entonces el doctor le dijo: «Necesitamos alguien como tú en este hospital.»

Después de esto el problema de la rodilla despareció. El doctor Polo llamó a mi padre para operarlo y sacarle el líquido de la rodilla; pero cuando lo examinó, mi padre ya estaba sano. ¡Así obra nuestro Dios!

El Señor en su bondad:

  • Perdona nuestros pecados
  • Sana nuestras dolencias
  • Nos cubre de amor y compasión
  • Nos libra de nuestras angustias y temores
  • Nos colma de bienes
  • Nos rejuvenece como a las águilas

Lee y medita en los Salmos 103:3-6 y 34:4-8.

Sala de 36 camas

Haz clic para la historia: La Perlita 326 Una sala de 36 camas

Historia en color: 326 Una sala de 36 camas color

Hoja para colorear: 326 Dios me sana

Póster: 326 Poster Salmo 116

Actividades:  326 Sus bondades 1   326 Mi Sanador 2

Respuestas:

326 Actividad 1326 actividad 2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Les comunico que en las siguientes dos semanas LA PERLITA estará de vacación. Si les hace falta revistas y actividades, busquen en números anteriores. ¡Hay más de 300!

PERLITA necesita un descanso para renovar sus energías.

Perlita de vacacion

Read Full Post »

No me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree. Romanos 1:16

En la sede de las Asambleas de Dios en Springfield, Missouri, hay una pasarela cubierta que conecta dos edificios. Allí están las banderas del mundo. Cuando trabajaba en esas oficinas solía caminar por allí orando por la obra misionera. No pensé que tendría oportunidad de volver. Hace una semana tuve ese privilegio.

Aprovechando la visita de mi amiga Jeanet del Perú nos dieron un tour. Aquí estamos Jeanet y yo, cada una con nuestra bandera; ella representando al Perú y yo a Suecia.

Banderas del mundo

En La Perlita 321 está el testimonio de Jeanet. En mis archivos de fotos y encontramos una de ella cuando era niña en la escuela Dominical de Huancayo. Aquí está, con un recuerdo de que durante toda su vida ha estado en las manos de Dios. ¡Qué precioso es tener esta certeza! (la niña de blanco a la izquierda)

En las manos Jeanet

Amados padres y maestros, que fielmente me acompañan semana tras semana, Dios me ha «probado» para ver si es verdad lo que escribo. He estado muy absorta en la verdad de estar en las manos de Dios y de poder comunicar esta verdad. El martes tuve una «prueba de fuego». Culminó la visita de Jeanet y la llevé al aeropuerto. Llegadas allí ella descubrió que había dejado su chaqueta (abrigo, chamarra… en cada país le dicen otra cosa) en mi casa, así que tuve que volver para buscarla. Había tiempo, porque uno siempre va con horas de anticipación al tomar un vuelo.

Tengo un «amigo» que me ha acompañado por más de diez años. Es mi fiel Chevrolet Cavalier que me transporta dondequiera que voy. Sólo en las grandes ciudades de los Estados Unidos hay transporte urbano a cualquier lado. Si uno no tiene auto, se queda varado. Yo le hice un gran daño a mi amigo. Volviendo al aeropuerto estaba absorta en pensamientos y no vi la base de concreto que había en un poste de luz. ¡Pum! ¡Pam! ¡Bum! ¡Mi autito se fue de bruces!

No recuerdo alguna vez en mi larga vida de «chofer» (desde los 18 años) haber tenido un accidente. Dios en su misericordia impidió que chocara con alguna persona. La base de concreto nada sufrió. Fue mi amiguito rojo que absorbió los daños. A las justas pude manejar a casa, y hoy contraté a un camión con grúa para que lo llevara a la mecánica. Mis nervios han estado de punta. Pero he descansado en las poderosas manos de mi Padre.

Amigo herido

Tenía cita con el dentista y unos amigos con gran gentileza me llevaron y me recogieron. Les cuento que me tocó una dentista de la India. Eso fue como un regalo de Dios para consolarme en la angustia causada por el choque. Recordarán que Dios ha puesto una carga por la India en mi corazón. Me trató con mucha suavidad y no me hizo doler.

Mañana mi amigo me va a llevar para que haga compras de comida y cumpla con el envío de dinero a Cristina y Absalóm. ¡Nuestros fieles artistas dibujantes no pueden vivir de aire! Cada mes, al hacer el depósito, agradezco a Dios por su milagro de provisión.

Esta semana La Perlita es mi testimonio acerca de algo que me pasó de niña, cosa que me duele en el alma. Creo que esto en alguna oportunidad nos pasa a todos: nos avergonzamos del evangelio y no confesamos el nombre de Cristo. Yo era muy tímida de niña; pero no es excusa. Quiero animar a los niños a que no se avergüencen de Jesús y el evangelio.

Una semana más y estaremos celebrando a las madres. Cristina ha estado ocupada preparando algunas ideas. Las vamos a poner en Caja de Ideas y en hermanamargarita.com (allí hay ideas de años anteriores).

Si todo me va bien y me pueden arreglar al amiguito «rojo» que ha sufrido un horrible golpe, voy a celebrar mi día con mi hija. Ese día es también el cumpleaños de mi amada Sarita. ¡El 8 de mayo cumple 8 años!

Mis estimados seguidores de La Perlita, pase lo que pase, sepan que están seguros en las manos de Dios. El Señor no nos libra de las tormentas pero está con nosotros en medio de todo lo que nos pasa en la vida. El mejor testimonio que puede darles esta «misionerita tímida» es justamente eso. He tenido toda una vida para comprobarlo. Una vez más glorifico a mi Maestro.

¡Jesús es todo en medio de todo!

Misionerita timida

Haz clic para la historia: La Perlita 322 Aventura en la selva peruana

Historia en color: 322 Aventura en la selva peruana color

Hoja para colorear: 322 El evangelio Hoja

Póster: 322 Poster Rom 1_16

Actividad: 322 El evangelio Actividad

Respuesta: el misionero es PABLO.

322 Respuesta

Read Full Post »

Este domingo, el 27 de marzo de 2016, mi hija Eva-Marie hubiera cumplido 46 años. Ya han pasado 15 años desde que Dios la llevó a su gloria. El recuerdo de su vida no se borra; la echo de menos más cada día. Mi hijita nació un Viernes Santo, lo cual siempre ha tenido un gran significado para mí. Este año la fecha de su nacimiento cae el Domingo de Resurrección. Para honrar su memoria y dar gloria a Dios por haberme regalado 31 años con mi princesa, publico en La Perlita un breve testimonio de su vida.

Recuerdos de EvitaMi niña amaba al Señor Jesús. Desde pequeñita estuvo con nosotros en la obra. Tocaba la pandereta para dirigir los cantos; testificaba en los cultos cuando hacíamos gira misionera; estaba pendiente a mi lado cuando yo trabajaba en la oficina preparando materiales de enseñanza; tenía la gran pasión de ser misionera.

UNA NIÑA ESCOGIDA

Hay muchas cosas en la vida que no comprendemos; pero Dios es soberano y tenemos que aceptar las cosas que nos pasan y cumplir la vocación a la que hemos sido llamados. Antes de la concepción de Evita, mi esposo y yo pedimos a Dios que la criatura que nos diera sea una sierva escogida para su gloria. ¡Sí, queríamos que sea mujer!

Cuando Evita aún estaba en mi vientre, un pastor, que no sabía nada de la oración que habíamos hecho, profetizó que la criatura que yo llevaba dentro de mí era un instrumento escogido, tal como lo habíamos pedido. El hecho de que naciera con una enfermedad crónica era difícil de comprender.

Estábamos de visita en nuestra patria, Suecia, cuando Evita fue diagnosticada con fibrosis quística. Los médicos nos recomendaron que no volviéramos al Perú, porque allá no se conocía mucho acerca de esta enfermedad, que es más propia de la raza blanca. Pero mi esposo y yo no podíamos desobedecer nuestro llamado. En aquella época no había tan buenos tratamientos como ahora, y nos dijeron que máximo viviría hasta los doce años. «Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios», fue el mensaje que Dios puso en mi corazón. Muchas veces fue mi consuelo.

En su adolescencia Evita recibió un llamado de Dios para ser misionera. Ella deseaba con todo su corazón servir al Señor. A los 17 años de edad estábamos de visita en Suecia. Un predicador del Ejército de Salvación, grandemente usado por Dios, oró por ella. Dios hizo una obra de sanidad en su vida.

Ahora viene la parte más dura, que quiero contarles porque puede haber alguien que tenga una experiencia similar. Se ha visto algunas veces cuando ha habido una sanidad milagrosa, por ejemplo de alguien en silla de ruedas, que la persona sanada después ha vuelto a su silla, porque era una vida cómoda con muchas atenciones.

TEMOR DE RECIBIR UN MILAGRO

Mi Evita tenía miedo de ser sanada. Para ella la fibrosis quística era su identidad. Ella pensaba que si era sanada ya nadie la iba a querer. No era lógico su razonamiento. Después de la sanidad obtenida, ella volvió a la cama, a su vida acostumbrada. Desde ese día, durante 14 años, no dejé de orar y clamar por su sanidad; pero ella se resistía. Dios no impone su voluntad; no obstante, aun en medio de nuestra rebeldía, es misericordioso. En esos años hizo muchos milagros para ayudarnos en nuestra situación difícil.

Evita nunca llegó a cumplir a cabalidad su llamado. Dios la usó como misionera a los médicos, las enfermeras y los terapeutas que la trataron. Cuando la enfermedad ya consumió todo su cuerpo, Dios la llevó a su gloria. Ahora está sana y feliz. Pero el temor a no ser amada la tuvo prisionera y no cumplió el propósito que Dios tuvo para su vida.

Quisiera animar a cualquiera que lea estas líneas, a que no se deje dominar por el temor. Dios es poderoso, es nuestro TODOPODEROSO DIOS. Y Dios es amor. Aunque mi hijita, por temor al rechazo, no aceptó la sanidad que Dios le ofreció, el Señor no la abandonó. En los últimos años de su vida tuvo una linda relación con Dios; pero me duele pensar en que su vida pudiera haber sido tanto más útil si en fe se hubiera entregado de lleno a la voluntad de Dios.

INSTRUYE AL NIÑO EN SU CAMINO

Este es mi testimonio de Semana Santa. Me hace falta mi hija; pero me gozo por la certeza de que está con Dios y ya no sufre. Un día nos reuniremos todos en la gloriosa presencia de Dios. En la primera prédica de Evita, a los 10 años de edad, ella habló de la esposa de Cristo, y de que Jesús pronto vendrá a llevarnos a su gloria. Exhortó a los presentes a entregar su vida al Señor. Tengo esa «prédica» escrita por su puño y letra. ¡Qué lindo recuerdo!

He escogido como versículo clave Proverbios 22:6, para enfatizar la importancia de la enseñanza a los niños, especialmente que los padres críen a sus hijos en el temor de Dios.

Si deseas tener una «perlita» más propia para esta fecha, busca SEMANA SANTA bajo Categorías y encontrarás varias sugerencias. En hermanamaragarita.com hay una página con material para SEMANA SANTA.

Domingo de Resurreccion

Poster Prov 22_6Haz clic para La Perlita 317 La nina que nacio en Viernes Santo

Historia en color: 317 La nina que nacio en Viernes Santo color

Hoja para colorear:
317 La maestra EvaMarie

Póster: 317 Poster Prov 22_6

Actividad: 317 Instruccion

Respuesta:

INSTRUYE AL NIÑO EN SU CAMINO

317 Respuesta

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En memoria de Evita: Recuerdos de Evita     Recuerdos de Evita 2

Recuerdos de Evita 2

Read Full Post »

Older Posts »