Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Caleb’

Hoy tenemos la historia de uno de mis héroes bíblicos favoritos. Desde que recuerdo he admirado a este guerrero que a los 85 años se sentía tan joven como a los 40. Esa es la clase de vigor que deseo tener. ¿Y tú?

Abraham, Jacob, Moisés, Caleb, David, Job, Isaías, Eliaquim. Entre estas personas, que en la Biblia Dios llama «mi siervo», se encuentra este guerrero valiente, Caleb. En una lección anterior vimos que volvió de explorar la Tierra Prometida con un informe positivo, de fe y confianza en Dios. Pero sus hermanos los espías, excepto Josué, desanimaron al pueblo, y fue así que Israel fue castigado por su incredulidad para vagar 40 años en el desierto, como pastores de ovejas.

Lee Números 13 y 14; Deuteronomio 1:19-40; Josué 14:6-15.

Durante todo sus años de vagar en el desierto no olvidó el monte que había visto en Canaán. Moisés le prometió que al entrar en la Tierra Prometida podría conquistarlo.

Este siervo de Dios nos da ejemplo de perseverar, de no perder la visión o el «sueño» de la juventud. No hay que envejecer el alma.

Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. Porque esta leve tribulación momentánea  en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:16-18

Quiero animarnos a ser siervos fieles y valientes, «con otro espíritu», como dice de Caleb. Nuestro amado Salvador nos hace «más que vencedores» (Romanos 8:37-39). Lee Isaías 40:29-31; Salmo 103:1-5.

Oremos por nuestro hermano Absalóm

Hoy tengo un pedido muy urgente. Algunos de ustedes ya han recibido la noticia de que nuestro hermano Absalóm, que hace los dibujos, está muy delicado de salud en el hospital. Les pido que lo apoyemos en oración para que pronto se recupere, y que pueda estar fuerte como Caleb.

Bienvenidos sean los que últimamente se han inscrito a La Perlita.

Dios bendiga a todos con un maravilloso comienzo del mes de agosto.

La Perlita 422

Historia:  422 Caleb conquista su monte

Historia en color:  422 Caleb conquista su monte color

Hoja para colorear:

1 por hoja: 422 Actividad grande    2 por hoja: 422 Caleb

Póster: 422 Poster Josué 14_13 

Tarjetas bíblicas:  TB Josué 14_13    A4: TB Josué 14_13 A4

Láminas:  422 Láminas CO      422 Láminas GR       422 Láminas BN

Multimedia:  PPT: Caleb conquista      PDF: Caleb conquista

Actividad:

1 por hoja: 422 Actividad grande  2 por hoja:  422 Caleb siervo fiel

Respuesta:  SIERVO, VALIENTE, FIEL: palabras que decriben a Caleb.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Caleb del Antiguo Testamento es uno de mis personajes bíblicos favoritos. Me inspira su entusiasmo y optimismo. Me encanta que a los 85 años se sintiera tan fuerte como cuando tenía 40 y fue a explorar la tierra de Canaán. Mientras estuvo allí, se enamoró de un monte, y le pidió a Moisés que esa fuera su herencia. ¡Pero tenía que conquistarlo!

¿Cómo podía sentirse tan fuerte a los 85, como cuando tenía 40 años? ¡Fue la dieta del maná! Estamos hablando de un hombre que pasó 40 años en el desierto, comiendo maná todos los días. No había variedad en su dieta. ¡Comía lo mismo todos los días! Pero era pan del cielo. Lee sobre el maná en Éxodo 16.

Dios no dio a su pueblo cualquier clase de comida. La «escarcha» que cubría la faz del desierto todas las mañanas contenía todos los nutrientes que el cuerpo necesitaba para mantenerse fuerte y saludable.

Moisés comió el maná. Moisés murió a los 120 años. Sus ojos no se oscurecieron, ni perdió su vigor (véase Deuteronomio 34:7). ¡Ojalá tuviera la vista de Moisés! ¡Y su vigor! Era el aire del desierto y la dieta del maná que lo sostuvieron. El maná, esa cosa como semilla de culantro y dulce como hojuelas de miel (véase Éxodo 16:31), fue un alimento extraordinario.

Esta semana la historia es acerca de los espías que Moisés envió a explorar la Tierra Prometida. El jueves en la mañana le pedí al Señor que me diera una palabra para escribir a todos los amados padres y maestros que fielmente visitan esta página. Todos los jueves por la mañana hago eso. Lo que Dios destacó en mi mente fueron las palabras «otro espíritu». Dios mismo dijo esas palabras acerca de su siervo Caleb.

Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en él otro espíritu, y decidió ir en pos de mí, yo le meteré en la tierra donde entró, y su descendencia la tendrá en posesión. Números 14:24

¿Cómo era ese «otro espíritu»? Caleb siguió fielmente al Señor. Esa clase de personas necesitamos ser. Fue «perfecto en pos de Jehová».

Cuando los espías regresaron de su viaje de exploración, diez de ellos desalentaron al pueblo. Caleb y su amigo Josué fueron los únicos que creyeron que Dios estaría con ellos para que conquistaran la tierra. Cuando el pueblo de Israel escuchó los malos informes de los espías infieles, ¡lloraron toda la noche! Hasta querían elegir otro líder y regresar a Egipto. En cuanto a Josué y Caleb… ¡quisieron apedrearlos!

Dios, cansado de las quejas, castigó al pueblo haciéndolos vagar por 40 años en el desierto, hasta que muriera la generación incrédula.

Pero su siervo Caleb, porque tenía «otro espíritu» y seguía fielmente al Señor, iría a la Tierra Prometida, y sus descendientes la poseerían.

Lee Números 13 y 14, y Josué 14:6-14.

La tierra que Caleb fue a explorar ahora es Israel. Desde la destrucción de Jerusalén en el primer siglo este pueblo ha vivido en el exilio. Es un pueblo diferente, un pueblo que no se ha mezclado con otros, que ha mantenido su identidad, su idioma, su Dios Jehová. El pueblo de Isarel volvió a su tierra, y hace 70 años, David Ben Gurión declaró la nación de Israel. Ahora Israel celebra su aniversario. Vivimos en un momento histórico. Como nunca vemos señales que indican que Jesús viene pronto. Ampliaremos el tema de Israel la próxima semana.

Para despedirme les voy a contar un breve testimonio del país de Jordania, donde trabajan como misioneros unos amigos. Les ayudé con la traducción de un informe; me tocó el relato acerca de un hombre que entregó su corazón a Cristo. Al poco tiempo llamó a mi amigo; estaba muy desconcertado. Les preguntó por qué no le habían predicado el evangelio a su padre antes de que éste muera. «Ustedes son responsables –dijo–. Deberían estar hablando a todos en las calles acerca del evangelio.»

Así es, mis amados, cada día mueren 150.000, que pasan a la eternidad sin Cristo. ¡Despertemos! ¿Leíste lo que escribí en hermanamararita.com?

Seamos como Caleb, hombres y mujeres con «otro espíritu», personas perfeccionadas cada día a la imagen de Cristo.

¡Bendiciones!

La Perlita 412

Historia:  412 Los doce espías

Historia en color:  412 Los doce espías color

Hoja para colorear:

1 por hoja:  412 Actividades grande   2 por hoja:  412 Los espías Hoja

Póster:   Números 13_30 A      Números 13_30 B

Tarjetas bíblicas:  TB Números 13_30      A4: TB Números 13_30 A4

Láminas:  412 Láminas  CO    412 Láminas GR     412 Láminas BN

Multimedia:  PPT: 412 Los doce espías      PDF:  412 Los doce espías

Actividad:

1 por hoja:  Actividades grande    2 por hoja:  412 Los espías

Respuestas:

 

Read Full Post »