Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘fuego’

¿Alguna vez te has desanimado tanto que te querías morir? Eso le pasó al gran profeta de Dios Elías. Él era un poderoso hombre de Dios; pero también era un ser humano vulnerable.

Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto. Santiago 5:17,18

Otra poderosa oración que hizo Elías fue cuando desafió a los profetas de Baal a invocar a su dios y pedir que mandara fuego para el sacrificio. Desde la mañana hasta el mediodía, gritaron: «¡Baal, respóndenos!» Brincaban alrededor del altar; pero no hubo nadie que respondiera. Gritaron con fuerza y se cortaron con cuchillos y lanzas, hasta quedar bañados en sangre; pero no hubo respuesta; nadie prestó atención.

Entonces Elías tomó doce piedras, una por cada una de las tribus de Israel, y construyó un altar en honor del Señor y cavó una zanja a alrededor. Puso leña sobre el altar y descuartizó un buey, que puso sobre la leña. Tres veces vertió agua sobre el altar, de modo que llenó de agua la zanja que había hecho.

¡Qué fe tan extraordinaria en un Dios todopoderoso! No se puede prender fuego en leña empapada de agua. Elías sin duda quería mostrarle a la gente el Dios tan maravilloso a quien servía es realmente poderoso.

Entonces el Profeta hizo una simple oración, y cayó fuego del cielo. El fuego consumió

  • el holocausto
  • la leña
  • las piedras
  • el suelo
  • el agua

El fuego lamió el agua de la zanja. ¡El fuego lo quemó todo! ¡Lo único que quedó era un inmenso hueco!

«¡Agarren a los profetas de Baal! — ordenó Elías–. ¡Que no escape ninguno!» Los llevó a un arroyo y allí degolló a los 450 profetas idólatras.

Elías estaba indignado porque el pueblo de Israel cavilaba entre dos opiniones: servir al Señor Dios e inclinarse ante el ídolo Baal. Cuando Dios envió fuego del cielo, ¡la gente se postró y declaró que el Señor es Dios!

La malvada reina Jezabel estaba furiosa. Fue ella que había incitado al pueblo a servir a Baal. ¡Y ahora Elías había matado a los 450 profetas de este Dios falso! Ella le mandó decir que había jurado que lo mataría. Por eso Elías estaba desanimado. Creía que era el único que servía al Señor. ¡Estaba amenazado! ¡Estaba solo! Y quería morirse.

Podemos sentirnos así a veces. Es entonces que necesitamos el susurro apacible y delicado de nuestro precioso Salvador.

[Dios dijo a Elías]: «Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová.» Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado.
1 Reyes 19:11,12

¡Siete mil en Israel no habían doblado la rodilla ante Baal! Y para Elías había nuevas tareas. Cuando llegó el momento de que Elías dejara esta tierra, Dios envió un carro de fuego con caballos de fuego para escoltarlo a su hogar eterno. ¡Elías subió al cielo en un torbellino!

A la reina malvada, que había jurado matarlo, ¿qué le pasó? Lee 2 Reyes 9:30-37. Los perros se la comieron. Lo único que quedó de ella era el cráneo, los pies y las manos. Tal fue el final de la reina más malvada que Israel jamás tuvo.

El profeta desanimado necesitaba descansar. La emoción del desafío con los falsos profetas lo había agotado. Elías también había tenido un largo viaje. Cuarenta días caminó hacia Horeb, el monte de Dios. Antes del viaje, Dios había enviado un ángel con pan y agua para fortalecerlo. ¡El pan y el agua del cielo lo fortificaron durante cuarenta días! (Lee 1 Reyes 19:1-10.)

El tema de esta semana, en el abecé de la fragancia, es QUIETUD. Eso es lo que necesitaba Elías, una brisa suave y delicada de descanso en el Señor.

Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: «En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.» Y no quisisteis. Isaías 30:15.

Abracemos el silbo apacible de fortaleza y aliento. Es triste ver lo que dice acerca del pueblo de Dios: y no quisisteis.

«Estad quietos y conoced que yo soy Dios» (Salmo 46:10). Cualquiera sea tu situación, nada se compara con un silbo celestial dulce y apacible. El viento, el terremoto y el fuego son elementos poderosos, pero para la quietud del alma, nada se compara con momentos de quietud en le presencia del Señor.

Dios susurra con amor. ¡Escucha su suave y dulce voz!

La Perlita 475

Historia:  475 Elías y la brisa suave y delicada

Historia en color:  475 Elías y la brisa suave y delicada color

Lección bíblica:  21 Quietud y confianza de Elias

Para colorear 1 por hoja:  475 Actividad grande 1

Para colorear 2 por hoja:  475 Un silbo suave Hoja

Póster:  475 Poster Salmo 46_11

Tarjetas bíblicas:   TB Salmo 46_11     A4:  TB Salmo 46_11 A4

Láminas: 475 CO Silbo      475 GR Silbo       475 BN Silbo

Multimedia PDF:  475 Un silbo delicado

Actividad 1 por hoja:  475 Actividad grande 2

Actividad 2 por hoja:  475 Pupiletras Quietud

Respuesta:

 

 

Read Full Post »

La historia de hoy tuvo su inspiración por un incendio en el centro de Lima, Perú. El incendio fue en un lugar comercial y duró varios días. El hermano Absalóm ya había hecho el dibujo, porque le pedí que ilustrara las enseñanzas en Santiago 3:1-12. Hoy queremos hacer ver el gran incendio que pueden causar nuestras palabras.

Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego! Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. Santiago 3:5,6

Pero en lugar de concentrarnos en todo lo malo que pueden causar nuestras palabras, hablemos de los positivo, como «CHISPAS DE BONDAD».

Doña Beatriz sugirió a los niños que en lugar de iniciar un fuego de mentiras, hicieran volar chispas de bondad. Les enseñó un dicho para ayudarles a iniciar un «incendio de bondad» que nunca se apague. Uno de los tesoros del club será la bondad. ¡Que sea lo mismo en nuestra vida!

 

He iniciado un estudio acerca de la Biblia y el fuego. Espero tener algo para compartir para la siguiente semana. Dios mediante tendremos una de las historias más interesantes de la Biblia acerca del fuego. Prepárense con la lectura de Daniel 3.

Hablando de fuego, uno de los lugares donde los niños están viendo «fuego» y los estragos de la guerra es Siria. Quisiera que oremos por Siria. Según cálculos de UNICEF hay 8,4 millones de niños afectados por el conflicto, ya sea dentro del país o como refugiados.

En Damasco, la capital de Siria, fue que Pablo recibió el llamado para llevar el evangelio a los gentiles. ¡Cuánta bendición hemos recibido por el ministerio de este fiel siervo de Dios! Oremos que de Siria salgan nuevos apóstoles, tan fieles y dedicados como Pablo.

Aquí puedes leer algo acerca de la situación para los niños. http://www.humanium.org/es/oriente-medio-africa-norte/siria/

Más que nada necesitamos orar por la situación espiritual. Cristina sugiere que oremos por el corazón de los niños. Han visto tanta violencia, que es fácil que guarden rencor. Oremos que no repitan la maldad de la que son víctima. ¡Cuánto necesitan a Cristo!

Oremos que muchos niños, jóvenes, adultos y ancianos de Siria encuentren la esperanza que solo Jesús puede dar.

Para las actividades hay ahora hoja grande. Algo que sería interesante para los niños es hacer su propio «libro» de Sal y Pimienta con Pepita. Una carpeta con las historias y las actividades. He puesto también en los números anteriores estas actividades.

Dios bendiga a cada padre y maestro que fielmente enseña la palabra de Dios a los niños.

Perlita 375

Historia: 375 Un fuego que no se apaga

Historia en color:  375 Un fuego que no se apaga color

Hojas para colorear:

1xhoja: 375 Actividades grandes 1   2xhoja:   375 Cuida tu lengua

Póster:  375 Póster Santiago 3_5

Tarjeta del versículo:  TB Santiago 3_5

País de oración: SIRIA Motivos       SIRIA Motivos A4

Oremos por SIRIA      Oremos por SIRIA A4

Láminas:  375 Un fuego que no se apaga

Actividad bíblica:

1xhoja:   375 grande 2    2xhoja:  375 El fuego de la mentira

Respuestas:

 

 

Read Full Post »